Divorcing

En la Ciudad de México, 53 por ciento de los hombres y 48 por ciento de las mujeres mayores de edad están casados, sin embargo, el divorcio es un fenómeno que crece cada año en nuestro país.

El INEGI contabilizó 18.6 divorcios por cada 100 matrimonios en el país en 2013, la cifra más alta que el instituto ha registrado en su historia. Junto al avance de la separación, ha existido una simplificación del proceso a un costo bajo.

Un divorcio administrativo, es decir, un proceso de mutuo acuerdo en el que no hay hijos ni bienes de por medio este año tiene un costo de apenas mil 19 pesos, que es el mismo precio que tiene casarse en el registro civil, y otorga un acta original de divorcio el mismo día.

Si el matrimonio se realizó dentro del régimen de sociedad conyugal y se adquirieron bienes durante éste, será necesario presentar un convenio de liquidación de la sociedad conyugal.

Una notaría cobra por este servicio en promedio de entre siete y nueve por ciento del valor de los bienes liquidados, aunque este precio puede variar fuera del rango con base en el monto total.

Si un juicio presenta bienes e hijos, pero existe común acuerdo, el proceso puede costar de 20 a 30 mil pesos por concepto de honorarios del abogado, dependiendo de la facilidad con la que ambas partes se pongan de acuerdo en la separación de los bienes y la tutela de los pequeños, de ser menores de edad.

Este trámite tiene un precio de 203 pesos (ocho pesos más que hace un año) y tiene el beneficio adicional de constar la separación en cualquier copia subsecuente de nuestra acta matrimonial que solicitemos al registro.

Estos trámites son más económicos en comparación por ejemplo con el cambio de régimen patrimonial en la sociedad conyugal y con un matrimonio a domicilio, pues ambos cuestan dos mil 46 pesos.