Estar al aire libre mejora la salud del corazón

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Queensland en Australia, solo se requieren 30 minutos semanales de contacto con la naturaleza para que disminuye entre un 7% y 10% el riesgo de hipertensión.

Este tiempo puede ser desde sentarse en el banco de un parque o caminar, en cambio si usted realiza alguna actividad física ligera al aire libre, mejora la oxigenación del cuerpo, además de prevenir otras enfermedades como la diabetes.

El texto publicado en la revista Nature Scientific Report, indica que para poder observar estos beneficios se debe de mantener la dosis recomendada por lo menos un año, por lo que se recomienda ser constantes.

De igual manera en el reporte, se agregó que los menores son los más beneficiados, además de que al estar en contacto con los espacios verdes, se reducen los niveles de estrés en los niños.

Fuente: Advanced Therapy