Mala postura al conducir

Para evitar las molestias que suelen ocasionar una mala postura, ya sea durante un largo viaje o por el día a día,  es necesario tener una buena higiene postural.

Con los siguientes consejos podrás prevenir lesiones y dolores como consecuencia de las posición frente al volante, sobre todo en la zona del cuello que es la más afectada.

El asiento debe estar situado aproximadamente a unos 30 cm del piso del auto, de manera de favorecer la correcta posición de las piernas. Además, debe tener una inclinación hacia atrás de entre 15 y 25 grados, de manera que entre el muslo y la cadera se presente un ángulo de 110 a 120 grados.

La distancia al volante también debe tenerse en cuenta, de manera que las piernas queden flexionadas formando un arco de 135 grados aproximadamente.

Los brazos deben ir cómodamente al volante, ni muy estirados ni muy contraidos, y permitir que los hombros siempre reposen sobre el respaldar.

El reposacabezas debe situar su punto medio a la altura de las orejas, de manera que el punto central de la cabeza apoye sobre este. Además, nunca debe quedar la parte superior del mismo por debajo de la parte más alta de la cabeza, pues esta puede irse para atrás, aunque si puede quedar más alto que la misma.

El cinturón mal ubicado no sólo no protege, sino que puede provocar rozaduras y lastimarnos. Por eso, coloca la correa superior del mismo entre el pecho y la clavícula, no debe pasar por el cuello ni tampoco muy por debajo de éste.

Los gluteos debe quedar apoyada por completo sobre el respaldo del asiento, al igual que la espalda, para evitar tensión sobre la musculatura de la zona que puede provocar dolor y contracturas.

Postura al conducir

Fuente: Vitonica