Cuidados contra la influenza

La influenza, una infección respiratoria que entra en el cuerpo a través de las membranas mucosas de la boca, la nariz y los ojos, es necesario poner atención pues el virus que la provoca puede causar una enfermedad leve o grave.

Los más propensos a contagiarse son los bebés, niños, embarazadas, adultos mayores y personas con el sistema inmune debilitado por lo cual es necesario que refuerces la protección en casa para que tú y tu familia estén a salvo.

Cómo se contagia
De uno a siete días después de haber tenido contacto directo con el virus; entre las situaciones comunes de contagio se encuentran:

Compartir un vaso
Estar cerca cuando alguien infectado cuando estornuda, tose o habla
Tocar superficies infectadas como las manijas de puertas, el teléfono, el volante del coche o el carrito del súper
Llevarse las manos a la boca luego de manipular objetos contaminados

Síntomas
Se parecen a los de la gripe común pero tiene algunas distinciones:

-Fiebre (38.5°C o mayor)
-Dolor de cabeza, garganta y muscular
-Escalofríos
-Fatiga o cansancio extremo
-Tos mixta
-Flujo nasal (más común en niños que adultos)
-Náusea, vómitos y diarrea

Vacunarse, es la única manera de tener una protección razonable, todos los mayores de 6 meses de edad deben solicitarla, una vez al año
Desinfectar las principales superficies del hogar y los objetos con los que está en contacto tu hijo.

Detener la propagación de gérmenes. Invita a toda tu familia a cubrirse la nariz y boca al toser y estornudar, desinfectarse frecuentemente las manos y permanecer en casa si están enfermos.