¿Tienes un hijo que practica deporte? Antes de que le des bebidas deportivas para hidratarlo, revisa los resultados que lanzó un estudio realizado por la Academia Americana de Pediatría sobre las consecuencias que puede traer su consumo.

La investigación que hablaba sobre el impacto de la publicidad de bebidas energéticas en los 500 programas deportivos más vistos por jóvenes de entre los 2 y 17 años, detalló que las marcas como: Gatorade, Pawerade, RockStar y Red Bull son un monstruo publicitario que impacta a millones de niños y claramente influye en su consumo de bebidas.

¿Qué onda con las bebidas energéticas?

Aunque la OMS advierte que las bebidas energéticas son un peligro, en la actualidad hay más de 500 variedades, dirigidas hacia atletas adolescentes y universitarios, a los que prometen aportar resistencia, energía y rendimiento mental.

Contienen cafeína, guaraná, taurina, gingseng y vitaminas del complejo B
Una bebida de casi 710 ml contiene 500 gm de cafeína, lo que equivale a cinco tazas de café
Cafeína en exceso pone en riesgo la presión, generando nauseas, vómitos, convulsiones y en extremos hasta la muerte.

¿Qué onda con las bebidas deportivas?

Estas bebidas fueron diseñadas para aportar electrolitos, calorías y carbohidratos para dar rendimiento a los deportistas adultos; sin embargo aquí te dejamos algunos puntos a destacar.

Tienen alto contenido de azúcar, lo que lleva a la hiperactividad, sobrepeso y problemas de salud dental.
Aproximadamente 350 ml llega a contener 21 g de azúcar. Un niño que llega a consumir una botella de casi un litro, consume más de 55 g de azúcar.

Evitar que los niños consuman ese tipo de bebidas si queremos evitar que padezcan enfermedades que se pueden prevenir. Dales a beber agua y si bien es de fruta, trata de disminuir el consumo de azúcar.

Con información de BBMundo