De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las vacunas son preparaciones destinadas a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos; su función principal es proteger a las personas sobre todo de sectores vulnerables, de enfermedades graves.

¿Por qué son importantes las vacunas?
De acuerdo con el doctor Juan José Sánchez Hernández, residente de medicina interna del Centro Médico Nacional Siglo XXI, la aportación de las vacunas a la mejora de la salud y de la calidad de vida de la población es innegable.

Ya que desde el comienzo de su aplicación se han salvado millones de vidas y se han controlado muchas enfermedades infecciosas, incluso se ha conseguido erradicar una de las enfermedades epidémicas con mayor índice de mortalidad en el pasado: la viruela, señaló Sánchez Hernández.

Asimismo las vacunas:

Protegen de 26 enfermedades
Evitan la muerte de entre dos y tres millones de personas cada año
Reducen la propagación de la resistencia a los antibióticos al evitar que llegue a producirse la enfermedad
Disminuyen el riesgo de padecer enfermedades graves
Garantizan el derecho humano a la salud

Al aumentar las tasas mundiales de vacunación es posible salvar 1.5 millones de vidas más anualmente
Es importante considerar que las personas que no tienen un esquema de vacunación corren el riesgo de adquirir y desarrollar una entidad nosológica prevenible que puede provocar enfermedad, secuelas o muerte.

Las vacunas nos protegen de enfermedades como:

Hepatitis B
Poliomelitis
Rotavirus
Sarampión
Rubéola
Parotiditis
Tuberculosis
Neumococo
Difteria
Tétanos
Tos ferina
Influenza
Virus del papiloma humano

¿Cuáles son las principales vacunas que debe tener una persona?
Desde lactantes, preescolares, escolares, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad se recomienda haber cumplido con la aplicación de vacunación según el esquema nacional, el cual protege contra tuberculosis meníngea, hepatitis B, difteria, tos ferina, tétanos, poliomielitis, enfermedades invasivas contra H. Influenza de tipo b, sarampión, rubéola y paperas, enfermedad diarreica por rotavirus, infecciones invasivas por neumococo y el virus de la influenza.

Las vacunas no son solamente para los niños; a medida que se envejece, se puede necesitar de algunas vacunas que antes no se precisaban. Algunas vacunas pueden proteger toda la vida, mientras que con otras, la protección se acaba.

¿Las vacunas funcionan?
Según la OMS, las vacunas sí funcionan y es gracias a la inmunización que se pueden salvar millones de vidas en todo el mundo; de hecho es considerada ampliamente como una de las intervenciones de salud más costoeficaces y que da mejores resultados.

No obstante, actualmente existen cerca de 19.4 millones de niños sin vacunar o insuficientemente vacunados.

Con información de Uno Tv