Esta semana comenzó a funcionar en la Ciudad de México el número de emergencia 911 y con ello el Centro de Atención de Llamadas de Emergencia.

De ahora en adelante las llamadas al 066 se enlazarán al 911 de la capital, pero la terminación de emergencia estará disponible a nivel nacional.

Los más de tres mil operadores y 200 supervisores que laboran en dichos Centros de Atención -conocidos como C2s, C4s y C5s- atenderán los llamados cuando está en riesgo la vida, integridad física o el patrimonio de los ciudadanos.

El 3 de octubre del año pasado comenzó a funcionar el número único de llamadas de emergencia 911 en Baja California, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

Con la homologación, en una situación de emergencia ya no se tendrá que llamar en varias ocasiones a diferentes servicios de atención, incluso a familiares que a su vez realizan las mismas llamadas para pedir auxilio.

Quienes atienden estas llamadas fueron capacitados conforme al programa diseñado por la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a partir de 11 protocolos elaborados por el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas de la Ciudad de México y de la Cruz Roja Mexicana.

Además el servicios de 911  brindará  primeros auxilios telefónicos en las emergencias médicas más frecuentes mientras llegan los servicios de emergencia, sea por trabajo de parto, intoxicación o por asfixia o electrocución.