Esta semana la Asamblea Constituyente  de la Ciudad de México, resolvió el derecho a la eutanasia o a una “muerte digna”,durante la sesión de este miércoles, se determinó por mayoría que el documento incluya la posibilidad de que una persona pueda decidir cuándo terminar con su vida, una norma considerada de avanzada.

En el dictamen que se avaló en comisiones, el artículo 11 de la Carta Magna planteaba que todo ciudadano tuviera derecho a la “autodeterminación y al libre desarrollo de una personalidad”. Entre quienes se pronunciaron en contra estuvieron los diputados del PRI, del PAN, PVEM, del Partido Encuentro Social (PES).

En la capital, desde 2008 está vigente la Ley de Voluntad Anticipada, mediante la cual un enfermo terminal o su familia pueden manifestar mediante un documento su negativa a que el paciente se someta a tratamientos médicos para extender su vida, cuando ello no sea posible de manera natural.

A nivel federal, la Ley General de Salud contempla el derecho de los enfermos terminales para solicitar la suspensión voluntaria del tratamiento curativo que busque contrarrestar su padecimiento, y con ello acceder únicamente a cuidados paliativos.

Con el cambio avalado por la Asamblea Constituyente, en la capital una persona ya no sólo podrá suspender tratamientos que extiendan su vida, sino decidir el momento de ponerle fin.

La primera Carta Magna local debe quedar totalmente aprobada a más tardar el 31 de enero, según marca la reforma política de la Ciudad de México.

Con información de Expansión