En nuestro país, un tercio de los niños y adolescentes tienen sobrepeso y obesidad, además del riesgo cuatro veces mayor de desarrollar diabetes.

Esto lo afirmó, Salvador Villalpando, jefe del departamento de gastroenterología y nutrición del Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), es que el 80 por ciento de los niños de seis meses a cuatro años de edad no comen carne y sólo la mitad consume vegetales. Además entre el 62 y 90 por ciento ingieren dulces y sobre todo refrescos.

El 38 por ciento de los infantes de uno a dos años tiene anemia por deficiencia de hierro a causa del bajo consumo de carne y vegetales, por lo que no es adecuado dar a los niños bebidas azucaradas o productos con exceso de sal.

Al año en el HIMFG 400 nuevos pacientes con obesidad se someten a tratamientos clínicos para bajar de peso y prevenir o atender los padecimientos asociados, pero únicamente 6 por ciento consigue reducir algunos kilos para llegar a la condición de sobrepeso (que aún no es el peso normal) y se mantiene así al año de la terapia. Esto significa que 94 por ciento no lo logra.

Con información de SDP Noticias