alimentacion emociones

Sabías que nuestro cerebro se alimenta a través del intestino al cual se le conoce como segundo cerebro  ya que el sistema nervioso entérico está directamente ligado con el cerebro.

La inflamación está directamente relacionada con estos trastornos cerebrales.

  • Por un lado se afecta directamente al hipocampo, y por otro, se disminuye la producción de serotonina, la cual es 90% producida en intestino gracias a la interacción de ciertas bacterias.
  • Los productos de la inflamación convierten al triptófano (precursor de la serotonina) en metabolitos neurotóxicos ligados a depresión, esquizofrenia y Alzheimer.

La inflamación baja los niveles de serotonina, un neurotransmisor relacionado con la felicidad, depresión y otras condiciones psiquiátricas.

La inflamación genera productos que convierten el precursor de la serotonina (triptófano), en un compuesto que genera metabolitos neurotóxicos ligados a Alzheimer, depresión, esquizofrenia.

Probióticos: qué son: “Probiótico=para la vida”.

  • Son microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos.
  • Tienen la principal función de protegerte del mundo exterior, forman una capa protectora a través de todo el tracto intestinal que ayuda a impedir que ingresen virus, hongos, bacterias y toxinas a tu sangre.
  • También ayudan al metabolismo y absorción de nutrientes, a digerir mejor los alimentos que consumes e incluso se ha visto que tiene una relación directa con el estado de ánimo ya que en el intestino es creada el 90% de serotonina que es la hormona de la felicidad.

Qué pone en riesgo a los probióticos naturales:

  • Tomar agua clorada
  • Consumir alimentos sobre-procesados
  • Emociones negativas
  • Estrés
  • Antibióticos
  • Tabaquismo
  • Alcohol
  • Acidez
  • Anticonceptivos
  • Quimioterapia

Síntomas  de  desbalance en la flora intestinal:

  • Distención
  • Gases
  • Gastritis
  • Dolor
  • Diarrea o estreñimiento
  • Alergias (dermatitis)
  • Infecciones frecuentes
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Autismo en niños
  • Obesidad
  • Inflamación

Fuentes naturales de lactobacilos

Kimchi

  • Una forma asiática de la col en vinagre, el kimchi es un col fermentado muy picante y agrio, típicamente se sirve junto con la mayoría de las comidas en Corea.
  • Además de las bacterias beneficiosas, kimchi también es una gran fuente de beta-caroteno, calcio, hierro y vitaminas A, C, B1 y B2.

Tempeh

  • Es un grano fermentado, rico en probióticos hecho con granos de soya. Una rica fuente de vitamina B12, esta comida vegetariana puede ser salteada, horneada o derrumbada en ensaladas.

Sopa de miso

  • Miso es una de las medicinas tradicionales de Japón, y se utiliza comúnmente en la cocina macrobiótica como regulador digestivo. Hecho de centeno fermentado, frijoles, arroz o cebada, añadiendo una cucharada de miso con un poco de agua caliente hace una sopa excelente y rápida, rico en probióticos y lleno de lactobacilos y bacterias bifidus.

Microalgas

  • Plantas, tales como la espirulina, chorella, y las algas azules y verdes.
  • Estos alimentos probióticos han demostrado un aumento en la cantidad de Lactobacillus y bifidobacterias en el tracto digestivo.

Kombucha

  • Té fermentado con un alto contenido de bacterias intestinales saludables. Esta bebida probiótica se ha utilizado por siglos y es comentado que ayuda a aumentar su energía, mejora su bienestar e inclusive le ayuda a perder peso.
  • No es la mejor opción para todos, especialmente aquellos que tienen problemas de cándida.