Cuando ocurre un despido injustificado, lo primero que debe hacer el trabajador es acudir a la Junta de Conciliación y Arbitraje a presentar su demanda y exigir el pago de sus derechos laborales como es la liquidación al 100 por ciento, pero en ese momento es común que el patrón busque negociar el monto para evitar un juicio, pero ¿qué tanto y qué se puede negociar?

El despido es el conflicto que más se concilia en una demanda laboral, y con la reforma constitucional en materia de justicia laboral que establece la creación de centros de conciliación, es probable que patrones y trabajadores lleguen a acuerdos de común acuerdo antes de iniciar el juicio.

Datos de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), indican que en lo que va de 2016 se registran 6 mil 853 eventos de conciliación, de los cuales casi 40 por ciento corresponden a despido, es decir, 2 mil 639 casos; seguidos por mil 340 casos (19 por ciento) de juicios por reclamo de prestaciones de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Lo que la reforma al Artículo 123 constitucional establece es que para poder ir a un litigio lo primero que ocurrirá será una etapa de conciliación (en los centros de conciliación antes de ir al litigio), incluso va a ser un requisito de procedencia de tu demanda laboral.

La Profedet recuerda que el tiempo que tiene un trabajador para demandar a su patrón por despido injustificado es de dos meses a partir del día siguiente en que ocurrió el mismo, después de ese periodo prescribirán las acciones legales de los trabajadores, esto con base en la LFT.

Con información de El Financiero