pension

La pensión alimenticia es un tema recurrente en los juzgados y suele pedirla el progenitor que se queda con la custodia de los menores.

Se trata de un derecho de los hijos y una obligación de los padres. El dinero que se reciba debe ser destinado para los gastos de los menores.

La demanda de alimentos está basada en demostrar lo que necesitan los hijos para poder vivir, el Código Civil comenta que no es solo para gastos en alimentación si no también en educación, ropa y recreación.

En el Distrito Federal y el Estado de México, este beneficio no sólo es para matrimonios, también aplica en concubinatos y sociedades de convivencia. Además, si no trabajas y dependías completamente de él, puedes pedir un apoyo para ti, es tu derecho.

Existen dos vías para llevar a cabo este tipo de trámites. La primera es extrajudicial, que se refiere a cuando las dos partes fijan la pensión se otorgará firmando ambos el acuerdo al mismo tiempo que es autorizado por una notaria. En cambio la judicial suele ser más larga, ya que las partes en cuestión no están de acuerdo o uno de los padres no se quiere hacer responsable.

Para interponer la pensión de tus hijos necesitas:

Acta de nacimiento de los hijos reconocidos
Lista de gastos (colegiatura, vestimenta, recreación, atención médica, vivienda, en su caso gasto de embarazo y parto, luz, agua, etcétera)
Acta de matrimonio (en caso de tenerla)
Comprobantes de honorarios y propiedades que demuestren su capacidad económica
Cómo obtenerla
Por acuerdo y con sólo acudir al juzgado para registrar la constancia, o al interponer una demanda legal. Cuando el juez reciba la solicitud, ordenará una pensión provisional que se desconectará de su quincena y sus prestaciones.

En el DF y en el Estado de México, cuando un padre deja de dar el monto a sus pequeños por 90 días, se considera delito. Al no cubrirse por más de 90 días puede entrar al Buró de Crédito y después de seis meses, incluso enfrentar hasta 5 años de prisión.

Los códigos civiles de los estados coinciden en que el porcentaje del salario entregado a los hijos será entre 20 y 30 por ciento, pero nunca mayor de 60 por ciento.

No sólo los pequeños pueden beneficiarse con este recurso, también ex esposas, o hasta abuelos pueden pedirlo a nietos, o sobrinos a tíos

¿Quién tiene derecho a pedirla?
Los menores, las personas con discapacidad y el cónyuge que se dedique al hogar.

Es el momento de buscar un abogado de confianza para iniciar el juicio y las negociaciones con tu pareja, pues para la siguiente quincena ya se notará el descuento aplicado a tu cheque.

El juez mandará una notificación a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para pedir tu situación financiera, el saldo de tus cuentas bancarias y los montos que posees, para reunir más información sobre tu patrimonio personal.