Radiology technician performs mammography test

Científicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM identificaron dos marcadores tumorales del cáncer de mama que podrán utilizarse como método para encontrar mejores diagnósticos tempranos que incrementen la posibilidad de sobrevivencia de las personas.

Además, ayudará en los mecanismos para el control de dicho mal y logrará que éste y otros tipos de neoplasias se vuelvan enfermedades crónicas controladas.

Se trata de unas proteínas denominadas NHERF-2 y TTP, cuya expresión cambia cuando las células se convierten en cancerosas, explicó Alfonso León del Río, investigador de la universidad.

Una proteína (oncoproteína) funciona como acelerador y la otra como freno o supresor tumoral, pero cuando la regulación de sus niveles se pierden, se presenta la división de las células sin control.

Durante los cuatro años de trabajo del Programa de Investigación en Cáncer de Mama, también se identificó una proteína denominada ERAP-1 (Estrogen Receptor Associated Protein), que producen las células de cáncer en cantidades muy elevadas, aumenta su velocidad de proliferación y capacidad para formar tumores.

En cultivo de laboratorio, esas células no responden al Tamoxifen, fármaco que desde la década de 1980 ha reducido la tasa de mortalidad por este mal; por el contrario, crecen y forman más tumores.

Con información de Milenio