diabetes-mexico

El Día Mundial de la Diabetes se celebra cada 14 de noviembre y es la campaña de concienciación sobre la diabetes más importante del mundo. Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU.

Su propósito es dar a conocer las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones asociadas a la enfermedad. El Día Mundial de la Diabetes nos recuerda que la incidencia de esta grave afección se halla en aumento y continuará esta tendencia a no ser que emprendamos acciones desde ahora para prevenir este enorme crecimiento.

La diabetes en México —y en el mundo— alcanza proporciones epidémicas. 9.17% de los adultos mexicanos han sido diagnosticados con diabetes, es decir, 6.4 millones de habitantes (8.60% en los hombres y 9.67% en las mujeres); el doble que en el año 2000 (4.6%; 2.1 millones). No obstante, el total de adultos con esta enfermedad podría ser mayor, debido al porcentaje de diabéticos que no sabe que la padece.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el planeta existen más de 347 millones de personas con diabetes y se calcula que 1.5 millones fallecieron durante el 2012 a causa de esta enfermedad, siendo en los países de ingresos medios y bajos donde ocurre el 80% de estas muertes. Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.

Sin duda un problema alarmante para nuestro país, no seas parte de la cifra, cuida tu salud recuerda que es lo más importante.

Te presentamos algunas medidas para prevenir la diabetes:

  • Elige alimentos que sean saludables. Intenta comer alimentos que sean de bajo contenido graso, pero que contengan una gran cantidad de otros nutrientes. Éstas son algunas buenas opciones: cereales y panes enteros, frutas, verduras, leche, yogur, queso, carnes magras y otras fuentes de proteínas.
  • Restringe el consumo de comidas rápidas y refrescos con azúcar. El consumo excesivo de grasas y azúcar puede llevar al sobrepeso. Cuando se tiene sobrepeso, es más probable desarrollar la diabetes tipo 2. Intenta reducir el consumo de comidas rápidas con alto contenido de grasas y las bebidas dulces, como refrescos, jugos y té helado.
  • Levántate y ponte en movimiento. Cuando se trata de prevenir la diabetes y estar saludable, es mejor mantenerse activo que mirar televisión o pasar el tiempo con los videojuegos o los juegos electrónicos. Moverse mucho ayuda a prevenir la diabetes y a mantener un peso saludable, acorde con la altura. Mantenerse activo puede traducirse en algo tan sencillo como pasear al perro, correr alrededor del jardín o jugar al fútbol con los amigos. Intenta realizar alguna actividad que te ponga en movimiento todos los días.
  • Si tienes preguntas sobre tu peso, no dudes en preguntar. Si estás preocupado por tu peso, pídele a tu mamá o tu papá que te acompañen a la consulta con el médico. Un médico puede ayudarte a saber si tu peso es saludable y enseñarte cómo mantenerlo así.

Con información Fundación para la Diabetes