sordera-ok

Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association reveló que los fumadores incrementan 70 por ciento la posibilidad de perder la audición, mientras que los no fumadores que viven con un fumador tienen el doble de probabilidades de tener este padecimiento.

En personas con diabetes también hay una mayor probabilidad de pérdida auditiva con relación a personas que no tienen la enfermedad, de acuerdo a otro estudio difundido por la National Institutes Health.

En tanto que cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que en el mundo existen 360 millones de personas con pérdida auditiva y la mitad de estos casos podrían haberse evitado con acciones preventivas.

Señala también que la producción actual de aparatos auditivos satisface menos de 10 por ciento de los requerimientos a nivel global.

Un efecto similar ocurre en las personas fumadoras, ya que el humo de los cigarrillos daña los órganos en todo el cuerpo, debido a la interrupción del flujo sanguíneo y la falta de oxígeno, y en el caso del oído este efecto impide la eliminación de residuos tóxicos, causando un daño permanente y en consecuencia pérdida auditiva.

La diabetes y el tabaquismo son problemas de salud pública, en tanto que mantener hábitos saludables, como una buena alimentación, hacer ejercicio, evitar el consumo de grasas y azúcar, así como dejar de fumar, ayudará a disminuir las probabilidades de sufrir problemas graves, como la pérdida auditiva, planteó.

La representante de dicha empresa de soluciones auditivas en México dijo que existe una nueva generación de aparatos auditivos que se caracterizan por no solo amplificar los sonidos, sino darles claridad, minimizar ruidos, discriminar sonidos y darles direccionalidad dependiendo la situación en la que se encuentre la persona.

Fuente: Lagranepoca.com