pobreza-ninos

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó que en México más de 4.1 millones de niños y adolescentes no asisten a la escuela. A esto se le suma que poco más de 640 mil están en riesgos de abandonar las aulas.

Al presentar los resultados del informe Niñas y niños fuera de la escuela: México, el organismo multinacional alertó que el principal desafío del Sistema Educativo Nacional radica en la distribución igualitaria de oportunidades, acceso y logro educativo.

Se detectó que 3.8 millones de niños y adolescentes no están matriculados y 260 mil no asisten regularmente a los salones de clase. A esto se suma que 125 mil de entre 13 y 15 años que cursan ese nivel de enseñanza están en riesgo de exclusión; lo mismo ocurre con poco más de 95 mil de secundaria y al menos 420 mil de bachillerato.

La Unicef afirma que las acciones emprendidas por el gobierno federal para atender el rezago y la educación de los grupos más vulnerables no ha cerrado la brecha entre las escuelas públicas y privadas, urbanas y rurales, ni entre las de las entidades más desarrolladas y las de menor crecimiento. El acceso a la enseñanza de calidad en las comunidades indígenas sigue siendo una tarea pendiente.

De acuerdo con las conclusiones del estudio, presentado este miércoles por Christian Skoog, representante del Unicef en México,los niños y adolescentes más afectados son los de los hogares más pobres, son indígenas, discapacitados o viven en zonas rurales.

Con información de La Jornada