Esta semana se aprobó en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) el dictamen con proyecto de decreto que modifica los artículos 190 Bis del Código Penal y 23 de la Ley de Cultura Cívica, ambos de la Ciudad de México, para elevar las sanciones en los casos de explotación infantil.

La reforma avalada por la Asamblea destaca, por otro lado, que serán sancionados en término de la modificación a la fracción II del artículo 23 de la Ley de Cultura Cívica, quienes exploten a menores, ya que antes esta conducta no contaba con sanción alguna.

En la Ciudad de México, del total de los niños que trabaja, 39 por ciento no va a la escuela y 49.1 por ciento además de laborar va a la escuela y realiza actividades extra en su casa.

Los menores que trabajan muchas veces lo hacen en jornadas similares a las de un adulto, y de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la Ciudad de México, 18 mil 432 niños trabajan más de 36 horas a la semana.

Los menores de edad están expuestos al tránsito vehicular, realizando actividadesde limpieza de parabrisas, venta de golosinas y productos de temporada o realizando piruetas o malabares acompañados de adultos, lo cual no solo pone en riesgo su integridad física y de salud, sino que los expone al contacto con sustancias tóxicas o bebidas alcohólicas.

Con información de El Heraldo