Por increíble que parezca, este jueves el Pleno del Congreso del Estado de México aprobó despenalizar la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, derogó la ley seca en jornadas electores y sustituyó sanciones penales por administrativas en el tema.

El argumento del Congreso Estatal, es el apoyo a la economía. Con las modificaciones se avaló que la licencia de venta de bebidas alcohólicas se refrende cada cinco años y de manera anual y se permita la venta legal de alcohol a menores de edad, además deroga el artículo 148 Bis del Código Penal mexiquense que establece penas de tres a seis años de prisión y de 500 a dos mil días de multa a quienes expendan bebidas alcohólicas sin licencia de funcionamiento y establece sólo sanciones administrativas.

Las disposiciones aprobadas entrarán en vigor a partir de su publicación en el Periódico Oficial Gaceta de Gobierno.

Con información de Excelsior