salud bucal

Además del cepillado de los dientes, la alimentación juega un papel esencial en la salud de los dientes de los niños, ya que hay determinados alimentos que, por su composición, resultan perjudiciales. ¿Cuáles son los alimentos que se deben evitar? Los niños adoran los dulces y los azúcares, una verdadera tentación, pero que también es una de las causas principales de las caries en los dientes de los niños. No se trata de prohibir, sino de tomarlos con moderación y de seguir algunos consejos como lavarse los dientes después de comer dulces o cualquier otro alimento.

Otro consejo es acostumbrar a los niños a llevar una dieta variada y equilibrada, con protagonismo para las frutas y las verduras y menos bocadillos y refrescos.

La salud dental, tanto en niños como en adultos, está estrechamente relacionada con el tipo de alimentación. Algunos alimentos favorecen la aparición de caries, mientras que otros no. Los denominados alimentos cariogénicos son los que causan la caries dentales, porque atacan el esmalte provocando la proliferación de bacterias que favorecen su aparición.

Los alimentos cariogénicos son generalmente altos en azúcares simples, es decir, sacarosa, miel, fructosa, nueces confitadas, frutas y granos refinados azucarados. Pero también pueden ser los alimentos ácidos, como los cítricos o bebidas carbonatadas o los chichles, que tienden a a pegarse más a los dientes.