Closeup of several assorted flavors of soda pop. Orange, lemon lime, and strawberry soda bottles necks only over a white background.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aumento de impuestos sobre algunos alimentos altamente calóricos o bebidas refrescantes azucaradas puede tener consecuencias positivas en la lucha contra la obesidad.

De acuerdo con información de la OMS, 38 millones de personas mueren víctimas de enfermedades como: cardiovasculares, cáncer, enfermedades crónicas derivas de la diabetes.

Cifras de la ONU (2014), señalan que el 39% de los adultos de más de 18 años sufre obesidad, por tal motivo, la agencia sanitaria de la ONU indicó que es necesario revisar las políticas fiscales en determinados alimentos, esto con la finalidad de promover la alimentación saludable y reducir estas cifras.

El estudio, publicado por la OMS, propone aumentar un 20% el precio de las bebidas refrescantes azucaradas, de igual manera, propone abaratar entre un 10% y un 30% el precio de productos saludables, con la finalidad de mejorar la alimentación de los consumidores.

Los niños, son el sector de la población que se ve más afectado por la mala alimentación, la OMS calcula que 223 millones de menores sufren de sobrepeso u obesidad y se calcula que para el 2025 esta cifra puede alcanzar los 268 millones.

Fuente: ABC