Este martes el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentó la maqueta final de la obra, que procesará sólo residuos inorgánicos, adelantó que platicará con los ejecutivos estatales sobre este proyecto, pues representa una gran oportunidad, sin inversión gubernamental y con apoyo de la iniciativa privada.

La energía será destinada para mover las 12 Líneas del Metro, que trasladan 6 millones de personas al día. Los residuos serán vertidos en hornos para producir vapor y activar turbinas que generen 965 mil megawatts/hora, lo que equivale al suministro para 120 mil viviendas.

En el Museo Interactivo de Economía (Mide), Mancera refirió que la planta será la primera en América Latina y una de las más grandes del mundo, lo cual la convierte en un ejemplo a nivel nacional.

Recogen 84 toneladas de basura por Maratón
El objetivo –agregó– es alcanzar el tratamiento de más de 13 mil toneladas de desechos que genera la Ciudad de México. La planta estará ubicada en el Bordo Poniente, donde por 20 años se recibieron miles de toneladas de desechos y que hoy es reserva de biogás.

 

Con información de Heraldo de México