A partir de este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) deberá devolver los impuestos a los contribuyentes que deduzcan gastos en nutriólogo, esto de acuerdo a una disposición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para combatir la obesidad y sobrepeso.

Se trata de una medida que busca crear conciencia sobre la importancia de tener una buena alimentación, además de combatir la obesidad, uno de los principales males que aqueja a la población.

El incentivo fiscal aplica como cualquier otra deducción personal, la cual se presenta en la declaración anual. El límite de este tipo de deducciones es de 15% de los ingresos anuales o bien lo que son cinco salarios mínimos. El único requisito es reunir el comprobante fiscal que emite el nutriólogo por la consulta y la prestación de sus servicios.