utilidades

El panorama laboral se ha vuelto tan competido que las compañías optan por delegar funciones como el manejo de personal y la contabilidad, para obtener una mayor productividad.

Es por ello, que el outsourcing o subcontratación, esquema en el que una empresa contrata a una agencia o firma externa especializada, para el manejo de nómina y contratación, se ha posicionado como una de las grandes tendencias en distintos procesos del mundo empresarial.

Por un lado, especialistas afirman que este esquema laboral se ha fortalecido como una práctica que permite mejorar la flexibilidad y la rentabilidad en los procesos de una empresa, por lo que se ha transformado en una de las opciones más solicitadas por los negocios mexicanos.

El principal beneficio que otorgan las empresas de Outsourcing de Recursos humanos es lograr reducir hasta un 50% en los gastos de un negocio.

Algunos otros especialistas, aseguran que el problema es que en el país pocas empresas de outsourcing son serias, y la mayoría está precarizando al sector laboral. A ello se aúna el hecho de que se está elevando la terciarización en las empresas, lo que genera que mediante uno u otro esquema, el sector patronal se lave las manos de sus responsabilidades laborales.

De acuerdo con la consultora Global Research, en México existe alrededor de 900 empresas, de las cuales sólo 100 están registradas ante el IMSS y sólo el 40% de éstas cubre los impuestos correspondientes.

El Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expuso que actualmente existen entre 2.4 y 4 millones de trabajadores bajo el esquema de outsourcing y de esos empleados únicamente 10 por ciento cuenta con derechos contemplados en la ley como un contrato y acceso a servicio de salud o de la Afore.

Con todos los mitos, quejas y ventajas que se dicen sobre este esquema laboral, la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) adelantó que antes de que concluya el 2016 habrá una Norma Mexicana (NOM) para estandarizar a las empresas de outsourcing y evitar la simulación de las empresas que tercerizan personal.

¿Los trabajadores por outsourcing ¿tienen derecho al reparto de utilidades?

La Junta de Conciliación y Arbitraje acordó que el pago de utilidades correrá a cargo de la firma de subcontratación; pero de no cumplir con la obligación, el contratista será el responsable. Las empresas están obligadas a pagar 10 por ciento de sus utilidades a sus trabajadores.