Desayunos poco saludables para niños

Tal como lo mencionan mucho nutricionistas, el desayuno es uno de los alimentos más importantes para los niños, ya que estos necesitan la energía necesaria para realizar todas sus actividades.

El problema es que muchos padres de familia eligen como primera comida del día las opciones que la publicidad les muestra como “saludable”, cuando en realidad son las peores desayunos que le puedes dar a los niños.

A continuación te presentamos algunos de los desayunos más comunes y más dañinos.

Pasta de chocolate con nueces

Mientras que las avellanas son sanas si se consumen con moderación, estos productos están hechos con grandes cantidades de azúcar, lo cual sube los niveles de insulina con rapidez y hace que los niños se vuelvan hiperactivos de inmediato y se sientan increíblemente cansados más adelante cuando dichos niveles de insulina se desplomen.

Cereal en caja

Los cereales comercializados para los niños normalmente están llenos de azúcar para hacerlos más agradables, este desayuno no mantendrán a sus hijos satisfechos hasta el almuerzo. Es importante que antes de comprar,  verifique el contenido de azúcar, las cantidades de proteína y la cantidad de fibra.

Avena instantánea

La mayoría de los niños adora estos paquetes de avena instantánea porque están llenos de azúcar y sabores amigables como duraznos y crema o chips de chocolate. Además de ser poco saludables, son bastante costosos.

Bebidas de desayuno

Las tiendas de abarrotes y farmacias venden ciertas bebidas de desayuno ya elaboradas que son comercializadas para los niños. Estos productos pueden resultarles sorprendentes ya que les aportan a esos pequeños melindrosos algunos nutrientes vitales.

Tostadas y mermelada

Las tostadas con mermelada parecen ser un desayuno tan clásico, pero pueden venir cargadas de calorías vacías. A los niños les encanta el pan blanco, pero este no tiene casi ninguna fibra y no los mantendrá llenos.

Sándwiches al desayuno

Un nuevo producto en el mercado son los sándwiches congelados para el desayuno. Estas comidas prometen ser un desayuno completo y fácil de comer. Generalmente, contienen un bagel o panecillo con huevos, salchichas y tocino. Sólo tiene que meterlos en el microondas y obtendrá un desayuno instantáneo. Desafortunadamente, estos productos son extremadamente altos en grasa procesada y en calorías.

Hot cakes

Los hot cakes y waffles son un delicioso desayuno y las mezclas compradas en el supermercado son muy convenientes. Estas comidas cargadas de carbohidratos llenarán a sus hijos, pero los harán sentir hambre poco después. Los aderezos de panqueque como el jarabe de mesa o el jarabe dorado son altos en azúcar y, por lo tanto, en calorías.

Fuente: Active beat