La dieta de los niños en los fines de semana

Durante el fin de semana nos volvemos “más permisivos” y dejamos que los más pequeños se salten la dieta que siguen entre semana. Con todo, debemos de tener en cuenta que las experiencias de los niños en la infancia influenciará claramente el estilo de vida que desarrollen en un futuro, con lo que les planteamos algunos consejos para disfrutar del fin de semana en familia y de manera saludable:

Prepara comidas familiares: las comidas familiares son una gran oportunidad para que se reúna toda la familia. A lo largo de la semana, esto se hace complicado debido a las diferencias en los horarios o incluso que los niños comen en el colegio. Es importante que estos momentos que pasen juntos los aprovechen para enseñarles a llevar una dieta saludable. De esta manera es importante introducir platos equilibrados que contengan todos los grupos de alimentos. Los niños deben asociar estos momentos positivos juntos a comer de forma adecuada para crear un hábito saludable.

Si salen a comer fuera, opten por sitios saludables: es comprensible que al llegar el fin de semana les apetezca salir a comer fuera.Los niños tienen dificultad para probar platos nuevos y más cuando se los presentan en lugares que desconocen. Es recomendable optar por platos que ya conozcan y les resulten familiares.

Elige con ellos dónde comer: es importante elegir un lugar saludable para comer, pero además es importante que los niños formen parte de esta decisión. Deben aprender a tomar este tipo de decisiones y entender por qué las toman.

Respeta los horarios de los más pequeños: a lo largo de la semana es habitual que los horarios de toda la familia sean distintos, bien por el trabajo de los papás o porque lo más pequeños coman en el colegio. Debemos intentar, en la medida de lo posible, no alterar demasiado los horarios normales de nuestros hijos para no crear desajustes en sus comidas y horas de sueño.

Cocinar en familia: el fin de semana es el momento ideal para cocinar todos juntos. Es una buena forma de que los niños conozcan los alimentos y la forma de cocinarlos. Además si se sienten parte de lo que cocinan será más sencillo que prueben ciertas comidas que nos cueste más introducir en su dieta.

Plantea actividades para todos: es importante que los niños aprendan a llevar a cabo una vida activa. Esto les ayudará además de físicamente, a socializarse con otros niños de su edad. Es importante que vea la actividad física como algo positivo y los padres somos los que debemos dar ejemplo a seguir en sus primeros pasos. Existen numerosas formas de hacer ejercicio en familia y, ¿qué mejor momento que el fin de semana para compartir tiempo juntos practicando alguna actividad física?