Sabemos que en ocasiones la convivencia entre niños puede ser complicada, hoy en día los pequeños son influenciados por la televisión, los anuncios, internet y sobre todo por el comportamiento de las personas más cercanas a ellos.

La clave para una buena convivencia está en transmitirles valores morales desde pequeños. Si no sabes como hacerlo, te damos algunos consejos para lograrlo.

  1. Trata a tus hijos como te gustaría que te traten a ti.
  2. No golpees a tus hijos, esta acción únicamente fomenta la agresividad.
  3. No le hables con groserías, esto lastima el autoestima de tus pequeños.
  4. No discutas con tu pareja enfrente de tus hijos.
  5. Enséñales con el ejemplo.
  6. Se paciente.

Es común que los niños imiten el comportamiento de sus padres y los repliquen en su forma de comportarse con sus amigos, maestros y familiares. Por esa razón, es importante cuidar cada cosa que hacemos delante de nuestros hijos.