De acuerdo con el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza, aunque todos estos mexicanos trabajan, no pudieron acceder a los productos básicos de alimentación durante el último trimestre del 2017.

El análisis lo hizo la organización México ¿cómo vamos? y calculó el porcentaje de la población que se encuentra en pobreza laboral, lo que significa que no pueden acceder a la canasta alimentaria que se prevé en ciudades del país cuesta 1,055 pesos mensuales, y en zonas rurales 1,479 pesos mensuales.

¿Pero qué es la canasta básica en México? Esta es un conjunto de bienes y servicios indispensables para que una familia pueda satisfacer sus necesidades básicas de consumo a partir de su ingreso, y según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), consta de 80 productos entre despensa y servicios como educación y transporte (Metro).

Pero regresando al tema, según los datos del análisis, al cuarto trimestre del año pasado, hubo 1 millón 734 mil personas más viviendo en pobreza que en 2016, es decir, se incrementó el 1 por ciento. Además, hubo un deterioro en el poder adquisitivo de 2.5 por ciento por la inflación. Lo que significa que mientras los productos básicos como leche, huevo, aceite, alimento para bebé, azúcar, pan bolillo y café costaban el 2.5 por ciento más, la gente seguía percibiendo el mismo sueldo. Y sí, fue la Ciudad de México, con un 14 por ciento, el estado con mayor caída de ingresos por trabajo. Aunque aún con todo y todo, sigue habiendo estados más rezagados y pobres, como Chiapas, donde 7 de cada 10 habitantes vive en la pobreza.