Comerse las uñas o utilizar los dientes como herramientas es uno de los factores que pueden provocar caries, esto de acuerdo con especialistas de la salud bucal.

Otros factores que conducen a la caries son la ingesta de dulces, el consumo abundante de limón o introducir objetos a la boca.

La caries podría provocar padecimientos en otros órganos y partes del cuerpo como el oído, las amígdalas o el estómago. Incluso, en los casos más graves podría afectar al cerebro o al corazón, por lo que se recomienda una correcta salud bucal desde la infancia.

Entre las enfermedades que podrían resultar de una caries se encuentran las cardiovasculares, infecciones respiratorias agudas, trastornos en la sangre o padecimientos gastrointestinales.

Lo anterior se debe a que la caries es una infección en la que bacterias (estreptococos y estafilococos) pueden pasar a otras partes del cuerpo.

Por ello, las mujeres gestantes deben prevenir problemas dentales en su bebé, antes, durante y después de su nacimiento.

Con información de Regeneración