En México anualmente se atienden entre 900 y mil casos de niños por quemaduras, con un incremento de hasta más del 30% en los festejos de Navidad y Año Nuevo.

Te recomendamos que en estas fechas decembrinas mantengas alejados a tus niños de la quema de fuegos artificiales, a fin de evitar riesgos de quemaduras.

De acuerdo con un comunicado de hospitales de la Sedesa especializados en quemaduras, se atienden cerca de mil casos de quemaduras en niños anualmente, en algunos casos incluso hay pérdida de algún miembro del cuerpo humano.

La mayoría de este tipo de accidentes pueden prevenirse fácilmente, evita comprar fuegos artificiales para los festejos de Año Nuevo, ya que la pirotecnia se incendia de manera fácil por la fricción, el calor de la ropa y por estar dentro de bolsas de plástico.

Cuidemos a nuestros niños y al medio ambiente evitando la compra de estos artefactos y disfrutemos en familia las fiestas decembrinas.