De acuerdo con in informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). la mitad de los niños mexicanos menores de 14 años han padecido alguna forma de castigo psicológico o físico en sus hogares.

El organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indicó que 23 mil adolescentes, de entre 12 y 17 años, sufrieron en 2014 algún tipo de agresión sexual, como acoso, tocamientos y actos sexuales no consentidos.

Lo desafortunado es que la violencia contra la niñez en el mundo, incluido México, es una problemática habitual y preocupante que afecta a bebés, reprimidos con cachetadas; a niños y niñas, forzados a hacer actos sexuales, y a adolescentes, que son asesinados.

Cada cinco minutos, muere un niño a causa de la violencia y, de seguir con las tendencias actuales, para 2030, Unicef advirtió que cerca de 2 millones de niños y adolescentes podrían morir a causa de este mal.

Lo más grave, a decir del organismo, es que la mayoría de los casos ocurre en las casas de los menores, escuelas o comunidades, que deberían ser los lugares más seguros para ellos.

Según el más reciente reporte de la Unicef titulado: “Una situación habitual: violencia en las vidas de los niños y los adolescentes”, seis de cada 10 diez niños, de un año de edad, ha sufrido algún tipo de violencia sistemática.

El mismo análisis indicó que alrededor de 300 millones de menores, de entre 2 y 4 años, ha sufrido agresiones psicológicas y/o castigos físicos por parte de sus cuidadores, en el hogar.

En el caso de México, seis de cada 10 niños de 1 a 14 años de edad han experimentado, al menos, una forma de castigo en algún momento por miembros de su familia.

De acuerdo con el reporte, cada siete minutos un adolescente es asesinado en un acto violento.

En México, entre 2011 y 2015, fueron asesinados diariamente, en promedio, tres niñas, niños y adolescentes de hasta 17 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Respecto a la violencia en las escuelas, la investigación de Unicef indicó que la mitad de la población de niños en edad escolar, es decir, 732 millones de entre 6 y 17 años, vive en países en donde el castigo corporal en la escuela no está completamente prohibido.

Más de uno de cada tres estudiantes, de entre 13 y 15 años, ha experimentado acoso escolar y tan sólo en 2016, se registraron casi 500 ataques o amenazas violentas a escuelas.

Con información de Excelsior