La clínica de obesidad del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” (HIMFG), María José Adame, lanzó un novedoso programa para controlar la obesidad en infantes, que permiten distinguir si el hambre es física o por situaciones emocionales, y desalienta el consumo de productos poco saludables.

Esta estrategia, que se apoya de una aplicación llamada “Paidos”, involucra a los padres de familia, a la que se le proporciona información para mantener su plan alimenticio a lo largo de su vida, indicó la psicóloga de la clínica, María José Adame.

Anualmente, el HIMFG recibe alrededor de 400 casos nuevos, de ellos 30 por ciento acude por problemas a la salud a consecuencia del sobrepeso.

En conferencia de prensa, Adame dijo que hasta el momento han logrado resultados positivos en el 90 por ciento de los pacientes que se han sometido al programa, pues han reducido su peso al lograr la motivación para la actividad física y el apego al tratamiento integral.

Explicó que la aplicación móvil ayuda a entender la influencia que tienen las emociones en el consumo de los alimentos.

“Cuando es consecuencia de una situación emocional, el paciente siente hambre que se acompaña de emociones como ansiedad o enojo. La aplicación ofrece herramientas para frenar esas conductas, entre ellas, ejercicios físicos y la no interrupción de hábitos de alimentación saludable”, añadió.

Por su parte, el jefe del departamento de Gastroenterología y Nutrición del HIMFG, Salvador Villalpando Carrión, detalló que la herramienta digital también asesora a los infantes en nutrición, psicología y deporte.

Además, la aplicación mejora los resultados en menor tiempo, facilita la interacción médico-paciente, “sin necesidad de acudir de manera frecuente a la institución, lo cual compromete y motiva aún más al paciente a mantenerse en tratamiento. Sin embargo, mantienen un monitoreo médico presencial cada tres meses, dependiendo del caso”.

Asimismo, la jefa adjunta de la Clínica de la obesidad, Teresa Siliceo Bernardi, describió el funcionamiento y beneficios de la aplicación como el reporte inmediato del consumo de alimentos a lo largo del día y de la actividad física que realiza el usuario.

El responsable de la Actividad Física y el Deporte de esta clínica, el enfermero Jorge Eduardo Vargas González, señaló que la activación física se realiza en tres etapas: inicia con 20 minutos tres veces por semana y culmina con 300 minutos a la semana.

El programa piloto se puso en marcha en los cursos de verano que imparte la Clínica de Obesidad, en donde se hace un monitoreo y control de los niños con problemas de sobrepeso y obesidad.

Con información de Proceso