A partir de este domingo 5 de febrero la Ciudad de México (CDMX) contará con un nuevo atractivo: el Corruptour, un paseo “turístico” en un viejo autobús escolar descapotable, donde los pasajeros recorrerán 10 puntos de la capital que son emblema de los peores escándalos de la corrupción en México.

Es un recorrido totalmente opuesto a los lugares recreativos que autobuses escolares o turísticos suelen visitar, pero que en este caso están unidos por un mismo tema: la corrupción.

“Es una decidida apuesta para que no nos metan el miedo de que ni siquiera de temas de corrupción podemos hablar y discutir en sociedad”, dijo Miguel Pulido, uno de los organizadores del Corruptour, iniciativa ciudadana que nació en 2016 en Monterrey, Nuevo León, y que en el caso de la CDMX se encuentra respaldada por Claudio X. González, Emilio Álvarez Icaza y María Elena Morera, entre muchos otros ciudadanos.

Los 10 puntos emblemáticos programados para el recorrido fueron: La casa blanca del presidente Enrique Peña Nieto, la Estela de Luz, el edificio del IMSS, Reforma 222 (sede de las oficinas de OHL), el antimonumento a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la Secretaría de Gobernación, la estación del Metro Balderas, la sede de la PGJDF, Televisa Chapultepec y el Senado de la República.

Sobre el primer punto a visitar (la casa blanca) los organizadores hicieron un cambio de último momento, por lo que sólo se habló del caso pero no se visitó el lugar por cuestiones de “tráfico” y “tiempo”.

Con información de Animal Político