Estudiantes de la UNAM entregaron la primera casa hecha con botellas de PET en Tochimilco Puebla, municipio afectado tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

Para la edificación de la vivienda, de 64 metros cuadrados, fueron necesarias 15 mil botellas de un litro, las cuales están rellenadas con arcilla, por lo que reciben el nombre de “ladrillos ecológicos”.

La vivienda fue construida por integrantes de la organización Liderazgo Joven (conformada por alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM) en coordinación con el grupo de estudiantes VIEM (Viviendas Emergentes).

Ambos grupos forman parte del proyecto #ReconstruirMéxico el cual surgió para ayudar a las personas que se quedaron sin hogar tras los recientes sismos.

El proceso de construcción consiste en apilar las botellas a manera de muros, que según sus creadores, resulta hasta cuatro veces más resistente que los ladrillos convencionales.

Las siguientes viviendas de este tipo se construirán en Oaxaca y Cuajimalpa, aunque planean extenderse a todos los estados que resultaron afectados por los sismos, donde aún hay miles de personas que se quedaron sin hogar.

Los jóvenes miembros de Liderazgo Joven, invitan a todos los mexicanos a continuar recolectando y donando botellas de PET, pues aunque para muchos se trata de “basura”, para otras personas que lo perdieron todo podría tratarse de una nueva oportunidad para recuperar sus hogares.

Con información de Animal Político