Luego de las diversas condiciones ambientales desfavorables que persisten en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), que han provocado la escasa dispersión de contaminantes, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) difundió una serie de recomendaciones para la población.

Los especialistas universitarios advirtieron que los peligros asociados a las altas concentraciones de estas partículas son irritación en vías respiratorias y riesgo de activación de ataques de asma.

La UNAM recomendó que los niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con problemas respiratorios y cardiovasculares permanezcan en interiores en las horas de máxima concentración, de las 13:00 a las 19:00 horas.

Para la población en general, la UNAM aconseja que durante la permanencia de los elevados índices de ozono es indispensable mantenerse hidratados, sobre todo niños y adultos mayores.

Además, sugirió evitar actividades deportivas, recreativas u otras al aire libre. Los deportistas deben abstenerse de realizar esfuerzos vigorosos en el exterior.

También es recomendable mantenerse el mayor tiempo posible en ambientes cerrados y no fumar, ni exponerse a humo de cigarro en espacios cerrados. Y que quienes sufran de enfermedades crónicas, continúen con sus medicamentos y que en caso de presentar un malestar diferente asistan al médico.

Con información de La Jornada