Una de las mejores formas que los narcomenudistas incitan a jóvenes a consumir drogas como marihuana o cocaína, es mediante presentaciones atractivas “brownies”, “grapas”, “hot cakes”, “muffins” o cigarros, lo que las hace más “atractivas”.

Es por eso que la Procuraduría de Justicia capitalina alertó a la ciudadanía respecto a las formas en las que los vendedores de droga al menudeo ofrecen sustancias ilegales a adolescentes y jóvenes, cuyo propósito es evitar que sean víctimas de su consumo.

Desde la creación de la Fiscalía, en 2012, y hasta la fecha, se han liberado a 143 adolescentes consumidores y se les ha atendido en las Unidades Médicas, independientemente de su cualidad de farmacodependientes o adictos, puesto que son personas menores de edad, por lo que de inmediato se les atiende.

Es lamentable que los jóvenes puedan tener acceso a estupefacientes fuera de las escuelas, en los parques o centros de entretenimiento, a través de amigos y redes sociales.

La mejor forma de prevenir el consumo de drogas en jóvenes, es que los jefes de familia platiquen con sus hijos y estén al tanto de sus actividades, es decir, mayor comunicación e identificación a tiempo de comportamientos hostiles, bajo rendimiento académico, somnolencia, o signos físicos como ojos rojos y resequedad en la boca.

Con información de Noticias MVS