En México existen en total más de 6.8 millones de mujeres que se casaron o unieron antes de cumplir los 18 años de edad. Tan sólo en 2015 se contabilizaron en el país más de 300 mil niñas, niños o adolescentes de entre 12 y 17 años que estaban casados o unidos informalmente.

Durante el foro Matrimonio infantil: dimensiones, causas y efectos, que se realizó esta mañana, especialistas coincidieron en que la unión conyugal antes de la mayoría de edad vulnera diversos derechos como a la educación, la salud, el desarrollo personal, entre otros.

Los expertos lamentaron que pese a que en 2014 entró en vigor la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que en su artículo 45 estableció los 18 años como edad mínima para casarse, la realidad en el país es otra, pues una de cada cinco mujeres mexicanas contrae unión conyugal antes de cumplir los 18 años de edad.

“En promedio se casan 60 veces más mujeres menores de 15 años que hombres, y seis veces más mujeres de entre 15 y 17 años. Estas cifras son muestra de cómo está práctica sigue afectando de manera desigual a niñas y mujeres”, señaló Ligia Alvarenga, subdirectora ejecutiva de Oxfam México.

En el foro, organizado por Oxfam México, Save the Children, la Red Nacional por los Derechos de la Infancia, entre otras, en alianza con UNICEF y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se informó que 50 por ciento de los menores que se casan o unen en el país viven en pobreza y 73 por ciento dejó la escuela.

Además, 70 por ciento de las mujeres menores de edad que se han casado se dedica exclusivamente a tareas domésticas y de cuidado, más de 40 por ciento de ellas tiene al menos un hijo vivo, en tanto que 80 por ciento de los varones se ha incorporado a alguna actividad económica.

De acuerdo con los datos dados a conocer, de las mujeres que se han casado antes de los 18 años de edad, 49 por ciento sufre más violencia física que las que lo hicieron después de los 18 años; 68 por ciento más violencia sexual y 16 por ciento más violencia económica.

“El matrimonio y las uniones tempranas de niñas constituyen una violaciòn a sus derechos humanos y son consideradas por la ONU como prácticas nocivas que afectan gravemente la vida, la salud, la educación y la integridad de las niñas”, sostuvo Leonardo Mier, oficial de protección de Unicef México.

María Josefina Mendénez Carbajal, directora ejecutiva de Save the Children en México, subrayó que pese a los esfuerzos de armonización de la Ley General de Niñas, NIños y Adolescentes, en cinco entidades del país: Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y Sonora, se sigue permitiendo en su legislaciones locales matrimonios e menores de 18 años de edad a través de suspensas o excepciones. Además que Chihuahua y el Código Civil Federal, la edad mínima establecida para casarse son 14 años en el caso de las mujeres y 16 en el de los hombres.

Con información de La Jornada